CATEGORÍAS EN EL BLOG

CONTACTAR

Tocamos un tema poco habitual en el blog pero que nos encanta: los nuevos materiales, eficientes, curiosos… hoy hablamos del hormigón calefactable!

Este material permite la conductividad eléctrica que se emplea para generar temperatura, por lo que puede ser usado como sustituto de los actuales sistemas de calefacción o en otros usos más alejados de la arquitectura, como en carreteras anti-hielo en zonas frías.

Hormigón calefactable

El hormigón que han conseguido crear los científicos permite el paso de la corriente eléctrica, pudiendo modificar su temperatura hasta el entorno de los 40 grados.

Hormigón calefactable - Andrew Logan / MIT

Si se logra emplear este material en algunos elementos estructurales de las viviendas, como los forjaos, resultaría mucho más eficiente que los actuales sistemas por agua, independientemente de la fuente de energía que empleen.

Por una parte, con este sistema se evitaría instalar un sistema específico de calefacción ya que el propio hormigón se convierte en un elemento emisor de calor. Por tanto no serían necesarias complejas instalaciones, ganando en fiabilidad.

Además, como sucede por ejemplo con el suelo radiante, el hormigón calefactable ofrecería una distribución homogénea del calor tal y como explica Nicolas Chanut, investigador del MIT.

Bases del funcionamiento

El estudio, llevado a cabo por investigadores del MIT en colaboración con el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS), ha demostrado que añadiendo una cierta cantidad de nanopartículas de carbón negro al hormigón se consigue que adquiera propiedades conductoras, permitiendo el paso de la electricidad.

A partir de ahí, la base de su funcionamiento es la misma que la del Efecto Joule, por el cual por ejemplo un radiador eléctrico produce calor o un termo eléctrico agua caliente.

En las primeras pruebas, al aplicar 5 voltios a un disco de 5 cm3 se consigue incrementar su temperatura hasta el entorno de los 40 grados.

Hormigón calefactable - Andrew Logan / MIT

El objetivo de los investigadores es, además de comprobar que la conductividad eléctrica funciona en el hormigón, demostrar también que sus propiedades son estables para que pueda ser usado a gran escala. De resultar viable su aplicación en un entorno real de obra, esos 40 grados son una temperatura más que suficiente para obtener temperaturas de confort en el interior de las viviendas.

Los científicos reconocen que no es la primera vez que se consigue lograr conductividad en el hormigón, además de estar investigándose otras vías como el uso de grafeno. Además, se nos ocurren muchos problemas que habría que solucionar antes de colocar en obra un material así, pero nos quedamos con lo positivo: estos nuevos materiales permitirían la construcción de edificios más sostenibles, con sistemas de calefacción más eficientes!

Fuentes: este nuevo tipo de hormigón puede calentar edificios enteros / electrifying cement with nanocarbon black

Síguenos en…

Leave A Comment