ÚLTIMOS TWEETS

CATEGORÍAS EN EL BLOG

CONTACTAR

Según nuestra experiencia en la Inspección Técnica de Edificios ITE los elementos salientes y ornamentales de las fachadas, como pueden ser las terrazas y balcones, además de miradores, cornisas y petos son en muchos casos los más deteriorados y los culpables de que la inspección ITE salga desfavorable. Vamos a comenzar comentando cuáles son las lesiones más típicas en terrazas y balcones y cómo prevenirlas.

Terrazas y balcones.

Terrazas y balcones

En primer lugar es importante diferenciar las terrazas de los balcones por su sistema constructivo. Las terrazas suelen ser una prolongación del forjado (lo que se conoce como voladizo). En cambio, los balcones suelen tener una estructura independiente del forjado a base de perfiles metálicos.

Tipos de lesiones más habituales:

Lesiones frecuentes en terrazas y balcones
Terrazas
  • Deterioro del solado.
  • Fisuras en el canto del forjado.
  • Deterioro de la impermeabilización.
  • Deterioro de la base de la bandeja.
Balcones
  • Deterioro del solado.
  • Deterioro de la impermeabilización.
  • Deterioro de la base de la bandeja.
  • Oxidación de la estructura.

La causa que normalmente origina todas estas lesiones es la exposición continuada de los elementos a las inclemencias meteorológicas (sol, cambios de temperatura y presencia de agua), combinada con la falta de un adecuado mantenimiento. El efecto del agua de lluvia y los cambios de temperatura entre el día y la noche van debilitando los materiales, provocando su progresiva fisuración, deterioro y desprendimiento.

Lesiones tipo en terrazas

Las terrazas son elementos que se encuentran muy expuestos a la intemperie, por lo que sus revestimientos (baldosas de solado y enfoscados de cantos y caras inferiores) suelen sufrir mucha erosión. Es frecuente su deterioro y fisuración, llegando incluso a producirse algún desprendimiento puntual que deja vista la estructura del forjado, produciéndose a largo plazo un deterioro del mismo. Esto pone en riesgo la seguridad de los viandantes, por lo que es uno de los motivos más habituales de ITE desfavorable.

Terrazas y balcones. Deterioro.

Uno de los problemas más frecuentes es el deterioro de las baldosas del solado. Con el tiempo se va perdiendo el sellado de las juntas entre baldosas y el agua termina filtrándose, provocando que los baldosines se fisuren y levanten, especialmente las piezas de remate de los bordes por ser las más expuestas. Esto provoca que el forjado conserve en su interior un nivel de humedad dañino para la buena conservación.

Terrazas y balcones. Solado.

Terrazas y balcones. Deterioro.

La rotura de las piezas de remate de los bordes, que normalmente actúan como goterón, provoca además que el agua resbale por el frente y la superficie inferior, provocando el deterioro progresivo de los revestimientos.

Lesiones tipo en balcones

Como hemos comentado antes los balcones son elementos normalmente independientes de los forjados de planta. Son añadidos habitualmente de estructura metálica compuesta por perfiles y pletinas. Son elementos frágiles y su mayor peligro es la oxidación estructural. Dicha estructura es vista en el caso de los balcones más antiguos o bien se encuentra protegida por un enfoscado. La exposición a la intemperie ataca mucho estos enfoscados de manera que es frecuente su fisuración y desprendimiento. En el momento en que la estructura metálica queda expuesta su deterioro por oxidación es más evidente.

Terrazas y balcones. Oxidación.

Finalmente, si la oxidación de la estructura es importante puede llegar a corroerse perdiendo sección y capacidad portante, poniendo en riesgo el balcón y llegando a producirse su caída. Esta es también una de las causas habituales por las que se da una ITE desfavorable en fachada, ya que se pone en riesgo la seguridad de vecinos y peatones.

Conservación de terrazas y balcones

La única forma eficaz que conocemos para la correcta conservación de las terrazas y balcones pasa, como siempre, por efectuar un mantenimiento continuado que debe empezar por la revisión anual, antes de la época de lluvias, de una serie de puntos clave:

  • Estructura metálica vista en caso de que exista.
  • Estado del enfoscado en bases y cantos, observando si existe fisuración.
  • Estado de conservación del solado, prestando especial atención a las piezas de borde.
  • Existencia de humedades en bases y cantos.
  • Estado de conservación de las barandillas metálicas y sus anclajes.

En caso de detectarse algún problema en estos puntos, como podrían ser baldosines rotos, desprendimientos parciales del enfoscado, presencia de humedades u oxidación de las barandillas hay que repararlos de inmediato, antes de que vayan a más en invierno y puedan suponer una obra más costosa. Muchas veces basta con repasar la pintura de las barandillas para prevenir otras lesiones y en otras ocasiones es suficiente reponer los baldosines que se van rompiendo en el borde del balcón para evitar males mayores!

Como siempre recordaros que estamos a vuestra disposición a través del formulario de contacto, el correo rt@rtarquitectura.com y en nuestras páginas de facebook, twitter e instagram, donde cada día enlazamos información sobre la ITE y la rehabilitación de edificios…

Otros artículos relacionados:

Lesiones tipo que suelen motivar una ITE desfavorable

Lesiones en fachadas de ladrillo que provocan una ITE desfavorable

Mantenimiento del edificio, consejos básicos

Otras páginas relacionadas:

RT arquitectura – Inspección Técnica de Edificios ITE

Síguenos en…

Leave A Comment