Tras una consulta en la que la comunidad de propietarios se preguntaba qué opciones tenían para mejorar la accesibilidad con una rampa en el portal hemos recibido algunos correos que nos plantean otras dudas relacionadas con las rampas y la accesibilidad, así que vamos a dar una visión general de lo que establece la normativa…

Accesibilidad.

Las rampas y la normativa de accesibilidad

La accesibilidad se regula a nivel estatal y por parte de las comunidades autónomas. La normativa española establece unas condiciones mínimas para que las rampas se consideren accesibles, aunque se han de distinguir dos casos según estemos hablando de espacios públicos urbanizados o de accesos a edificios. En cualquiera de los dos casos, no obstante, deberán estar en itinerarios peatonales accesibles.

Rampas en edificios

Las rampas en el interior de los edificios las regula, a nivel nacional, el código técnico de la edificación, además de la normativa autonómica que pueda existir.

El CTE distingue entre las rampas que se encuentran en itinerarios accesibles y las que no. Las que tratamos aquí son las del primer caso…

Rampas accesibles en obras de edificación
1 La pendiente en itinerarios accesibles variará en función del tramo:
– 10% en tramos de hasta 3 m.
– 8% en tramos de hasta 6 m.
– 6% en el resto de casos.
La pendiente transversal estará limitada siempre al 2%.
2 Longitud de tramo máxima de 9 metros, cumpliéndose además las siguientes condiciones:
– Los tramos serán rectos o con un radio de curvatura de al menos 30 m.
– La anchura libre de los tramos será de 1,20 m como mínimo.
– Se dispondrá una superficie horizontal al principio y al final de cada tramo con una longitud de 1,20 m en la dirección de la rampa, como mínimo.
3 Las mesetas dispuestas entre tramos de rampa cumplirán las siguientes características:
– En una rampa con la misma dirección tendrán al menos la misma anchura que la rampa y una longitud, medida en su eje, de 1,50 m como mínimo.
– En rampas con cambio de dirección la anchura de la rampa no se reducirá a lo largo de la meseta, quedará libre de obstáculos y sobre ella no barrerá el giro de ninguna puerta (excepto en las zonas de ocupación no nula definidas en el DB SI).
– No habrá pasillos de anchura inferior a 1,20 m ni puertas a menos de 1,50 m de distancia del arranque de un tramo.
4 Las rampas en itinerarios accesibles con pendiente superior al 6% y que salven un desnivel superior a 18,5 cm tendrán un pasamanos a ambos lados con las siguientes características:
– Será continuo, incluido mesetas.
– Los bordes libres contarán con un zócalo o elemento de protección de 10 cm de altura como mínimo.
– Cuando la longitud del tramo exceda de 3 m, el pasamanos se prolongará horizontalmente al menos 30 cm en los extremos, a ambos lados.
– La altura del pasamanos estará comprendida entre 90 y 110 cm, añadiéndose otro a una altura comprendida entre 65 y 75 cm.
– El pasamanos será firme, fácil de asir y estará separado del paramento al menos 4 cm. Su sistema de sujeción no interferirá el paso continuo de la mano.

Accesibilidad. Rampa.

Accesibilidad. Rampa.

Rampas en espacios urbanizados públicos

Estas rampas se instalarán en un itinerario peatonal accesible cuando sea necesario salvar desniveles de más de 20 cm y pendientes superiores al 6% (según artículo 14 de la Orden VIV/561/2010).

A continuación os dejamos la tabla resumen y un pequeño esquema:

Rampas en itinerarios peatonales accesibles
1 Anchura libre mínima de paso de 1,80 m.
2 Longitud máxima de cada tramo 10 m.
3 Pendientes máximas longitudinales según la longitud del tramo:
– 12% en tramos de hasta 1,5 m.
– 10% en tramos de hasta 3 m.
– 8% en tramos de hasta 10 m.
La pendiente transversal estará limitada siempre al 2%.
4 Los rellanos situados entre tramos de rampa serán del mismo ancho que esta y una longitud mínima de 1,5 m para tramos rectos y 1,8 m para tramos con cambio de dirección.
5 Los pavimentos cumplirán con las siguientes características:
– Serán duros, estables y antideslizantes en seco y mojado.
– No existirán piezas ni elemento sueltos, con independencia del sistema constructivo que, en todo caso, impedirá el desplazamiento de las mismas.
– Su colocación y mantenimiento asegurará su continuidad y la inexistencia de resaltes.
6 Se colocarán franjas de pavimento táctil siempre señalando el inicio y el final de la rampa y tendrán las siguientes características:
– Servirán para orientar, dirigir y advertir en distintos puntos del recorrido sin que constituyan peligro ni molestias para el tránsito peatonal en su conjunto.
– El pavimento táctil será antideslizante y permitirá una fácil detección y recepción información mediante el pie o bastón blanco por parte de las personas con discapacidad visual.
– Se dispondrá conformando franjas de orientación y ancho variable que contrastarán cromáticamente del suelo circundante.
Los tipos de pavimento táctil y su finalidad se pueden consultar en el artículo 45 de la Orden VIV/561/2010.
7 Se colocarán pasamanos a ambos lados de la rampa y tendrán las siguientes características técnicas:
– Serán continuos en todo su recorrido y se prolongarán 30 cm más allá de cada tramo de rampa.
– En caso de existir desniveles laterales se colocarán barandillas de protección o zócalos.
– En una altura comprendida entre los 0,20 cm y los 0,70 cm no existirán elementos que puedan ser escalables.
– Se pueden consultar sus características en el artículo 30 de la Orden VIV/561/2010.

Accesibilidad. Rampa.

Como siempre recordaros que estamos a vuestra disposición a través del formulario de contacto, el correo rt@rtarquitectura.com y en nuestras páginas de facebook, twitter e instagram, donde cada día enlazamos información sobre la ITE, su normativa específica y la rehabilitación de edificios… os esperamos!

Otras páginas relacionadas:

RT arquitectura – Informe de Evaluación de Edificios IEE

Síguenos en…