En el artículo anterior hablamos de la protección que pueden tener los edificios catalogados, hoy vamos a ver qué tipos de obra contempla la normativa y cuales podemos hacer en función la protección del edificio.

Protección de los edificios

Recordemos primero los seis tipos de protección que pueden tener los edificios en Madrid:

Nivel 1: protección singular y protección integral

Nivel 2: protección estructural y protección volumétrica

Nivel 3: protección parcial y protección ambiental

Tipos de obras en edificios protegidos.

Si queréis profundizar en los niveles de protección que establece el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid podéis consultar el capítulo 4.3

Obras permitidas en función del nivel de protección

Veamos a continuación los tipos de obras que se permite realizar en cada edificio en función del grado de protección que tenga:

Edificios con protección integral: obras de restauración, conservación, consolidación y recuperación tipológica, con la condición de no introducir materiales y calidades distintas a las originales.

Edificios con protección estructural: las obras mencionadas en el apartado anterior más las de acondicionamiento, manteniendo siempre su configuración estructural.

Edificios con protección ambiental: las antedichas más las de reestructuración, con la condición de no poder modificar su envolvente exterior ni sus elementos significativos.

Tipos de obras en los edificios

Citamos a continuación un extracto de la normativa del PGOUM donde se detallan los distintos tipos de obras en los edificios, que pueden darse de forma individual o asociada:

a) Obras de restauración: Tienen por objeto la restitución de un edificio, o de parte del mismo, a sus condiciones o estado original.

b) Obras de conservación: Son aquéllas cuya finalidad es la de mantener al edificio en correctas condiciones de salubridad, habitabilidad, confortabilidad y ornato, sin alterar sus características morfológicas o distribución.

c) Obras de consolidación: Son aquéllas que tienen por objeto el afianzamiento, refuerzo o sustitución de elementos dañados para asegurar la estabilidad del edificio, con posibles alteraciones menores de su estructura y distribución.

d) Obras de rehabilitación: Serán consideradas como rehabilitación todas aquellas intervenciones sobre un edificio que mejoren sus condiciones de salubridad, habitabilidad, confortabilidad, seguridad y ornato, y modifiquen su distribución y/o alteren sus características morfológicas y distribución interna.

– Obras de acondicionamiento: Son aquéllas que mejoran las condiciones de habitabilidad de un edificio o de parte del mismo mediante la introducción de nuevas instalaciones, la modernización de las existentes o la redistribución de su espacio interior, pudiendo variar el número de viviendas o locales existentes sin intervenir sobre las características morfológicas o estructura portante, ni alterar la envolvente del edificio.

– Obras de reestructuración: Son aquéllas que afectan a sus condiciones morfológicas, pudiendo variar el número de viviendas o locales existentes, y pueden ser:

— Reestructuración puntual:

Aquellas obras en las que se realicen pequeñas modificaciones estructurales para posibilitar: cambios en la distribución mediante la apertura puntual de huecos de paso en muros, la adecuación a la normativa contra incendios o a la de accesibilidad y supresión de barreras mediante la construcción de pasos, rampas, escaleras y vías de evacuación, el cumplimiento de la normativa contra incendios mediante la construcción de pasos y vías de evacuación, la instalación de ascensores y construcción de escaleras privadas de comunicación entre pisos, sustitución parcial de forjados, pudiendo introducirse modificaciones
de nivel en zonas localizadas.

— Reestructuración parcial:

Construcción de entreplantas, cubrición y forjado de patios cerrados de dimensiones inferiores al
cincuenta por ciento (50%) de las establecidas en la norma de aplicación, demolición y nueva construcción de núcleos de comunicación vertical, apertura de los patios, etc.

— Reestructuración general:

Tendrán este carácter todas aquellas obras en los edificios que excedan de lo anteriormente expuesto, siendo consideradas de reestructuración total en el caso de vaciado del edificio con mantenimiento de fachada recayente a vía o a espacio libre de uso público. Las obras de reestructuración general y total se someterán a las condiciones de obra de nueva edificación.

e) Obras exteriores: Son las obras que afectan, de forma puntual o limitada, a las fachadas
y cubiertas de los edificios, modificando su configuración exterior sin afectar a la volumetría.

f) Obras de reconfiguración: Son aquellas que, sin alterar cuantitativamente el volumen de un edificio, lo modifican en su disposición, con pequeñas intervenciones, que tendrán como finalidad principal la de eliminar impactos negativos existentes.

Tipos de obras en edificios protegidos.

Los tipos de obra descritos podéis encontrarlos aún más detallados en el artículo 1.4.8 del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid…

Recordaros que estamos a vuestra disposición a través del formulario de contacto, el correo rt@rtarquitectura.com y en nuestras páginas de facebook, twitter e instagram, donde cada día enlazamos nueva información sobre rehabilitación y reforma… os esperamos!

Síguenos en…