Han pasado ya cerca de cinco años desde que entró en vigor el Certificado de Eficiencia Energética para viviendas y edificios. Desde entonces hemos realizado más de 1000 certificados energéticos en Madrid, incluyendo edificios completos, por lo que nos parece interesante mostrar cual ha sido nuestra experiencia y dar algunos consejos básicos…

Certificado energético en Madrid

El certificado, como ya hemos comentado en otros artículos del blog, establece una calificación que va desde la A (verde) hasta la G (roja). De forma intuitiva, sin necesidad de mirar más, podemos saber si una vivienda es más o menos eficiente que otra. Quizá la clave esté en conocer el alcance de lo que significa la palabra «eficiencia» en el certificado, pero esto lo hemos tratado ya en otros artículos…

El caso es que el certificado energético es obligatorio por ley si vamos a vender o alquilar nuestra vivienda. Esto ha motivado que sólo en Madrid se hayan registrado cientos de miles de certificados, de los cuales aproximadamente un 81% corresponden a pisos, un 12% a viviendas unifamiliares, casi un 4% a oficinas y un 2% a locales comerciales.

Pero… y los resultados del certificado?

Sobre la calificación media de las viviendas podemos dar algunos datos oficiales que prácticamente coinciden con los nuestros:

Certificado energético en Madrid. Porcentaje por letras.

Nosotros, no obstante, no hemos tenido el placer de encontrarnos ninguna vivienda A o B, siendo lo más habitual la calificación final E. En resumen, casi el 80% de las viviendas certificadas tienen una eficiencia energética baja o muy baja (calificaciones E, F y G), lo que nos indica dos cosas: que usamos mucha energía para mantener el confort de nuestra vivienda (dicho de otra manera… gastamos mucho dinero al mes) pero también que existe un importante potencial de mejora!

Ahorro y confort mediante el certificado energético

Al hilo de lo anterior y dejando un poco de lado el hecho de que el certificado mide en realidad los kilos de CO2 por m2 y año que son emitidos a la atmósfera «por nuestra vivienda» nos podemos centrar en el potencial de mejora al que hacíamos referencia: el propio certificado energético debe incorporar una serie de medidas de mejora que nos permitan saber qué solución es mejor de cara a aumentar el confort y reducir el gasto.

Dichas mejoras, en resumen, se centran en el aislamiento de las fachadas y cubiertas, la sustitución de las ventanas y la mejora de las instalaciones.

El problema viene en ocasiones cuando los técnicos que realizan los certificados introducen siempre las mismas medidas de mejora, sin estudiar cuales son realmente aplicables a cada vivienda. Esto es debido, entre otras cosas, a los bajos precios cobrados por elaborar el certificado.

¿Cuánto cuesta el certificado energético en Madrid?

Pues como todo depende… el precio de obtener el certificado energético en Madrid puede variar mucho en función del tipo de vivienda a certificar y el profesional contratado.

Lo primero es evidente, ya que la complejidad de certificar un apartamento de 40 m2 no es la misma que en un unifamiliar de 240 m2… la toma de datos y el estudio de los mismos varía considerablemente.

Lo segundo no es tan evidente, ya que en teoría todos los profesionales que realizamos certificados de eficiencia energética deberíamos seguir criterios parecidos. El problema, con franqueza, es el propio mercado… si para hacer un certificado necesitas rebajarlo a 50 euros no le puedes dedicar más de una cierta cantidad de tiempo, ya que al final como toda actividad profesional debe ser rentable. En resumen, todos sabemos lo que pasa cuando las cosas se hacen deprisa y corriendo.

Esto último no es una crítica, sucede todos los días, pero sí queremos hacer una llamada a la reflexión: realizar un certificado energético es un trabajo técnico con valor para el propietario, por lo que si intentamos conseguirlo a un precio muy bajo el que pierde es el propietario.

Por último… las sanciones

Finalmente y aunque no nos guste vamos a hacer mención a las sanciones que garantizan que el proceso se realiza con rigor. La Comunidad de Madrid cuenta con técnicos que revisan los certificados y en caso de encontrar deficiencias se realizan los requerimientos oportunos. Por otra parte se comprueba que el técnico tenga la competencia adecuada y si se detecta alguna irregularidad se inicia un expediente sancionador. El objetivo es evitar lo que nosotros llamamos «picaresca española», o sea que se obtenga una calificación superior a la que realmente le corresponde a la vivienda. Algún expediente sancionador ha terminado con 4.000 euros de multa!

Como siempre recordaros que estamos a vuestra disposición a través del formulario de contacto, el correo rt@rtarquitectura.com y en nuestras páginas de facebook, twitter e instagram, donde cada día enlazamos información sobre la ITE, la rehabilitación de edificios y la eficiencia energética… os esperamos!

Otros artículos relacionados:

Certificado energético del edificio completo o de la vivienda

8 preguntas sobre el certificado energético

Otras páginas relacionadas:

RT arquitectura – Certificado de Eficiencia Energética

Actualización, 24 de enero de 2018: actualizamos el artículo con nuestros datos, tras más de 1000 certificados realizados!

Síguenos en…